6 interesantes datos que no conoces sobre los árboles

 6 interesantes datos que no conoces sobre los árboles

Aparte de aquellos que viven en el desierto o en una prisión de máxima seguridad, la mayoría de las personas pasan su día a día en lugares donde hay árboles, lo que ha hecho que se perciban como algo habitual y normal. Pero resulta que los árboles esconden secretos apasionantes…

El enigma de los árboles 'ignífugos': ¿Por qué resisten a las llamas que consumen a todos los demás? - RT

De todas las formas de vida que han existido en la zona terrestre de la Tierra, los árboles son los seres más antiguos que han logrado llegar hasta nuestros días.

A continuación te contamos 6 cosas interesantes y que seguro llaman tu atención sobre estos increíbles compañeros de planeta:

1. Nos lo dan todo a cambio de casi nada
Los seres humanos somos máquinas de generar dióxido de carbono, uno de los gases que absorben los árboles para transformar en oxígeno.

Un solo árbol es capaz de absorber entre 10kg y 30kg de CO2 al año y capaz de producir hasta 130 kg de oxígeno en el mismo periodo de tiempo.Si hacemos cálculos, para que una familia de cuatro personas pueda vivir satisfactoriamente tan solo necesitarían dos buenos árboles para estar abastecidos de por vida.

A estos beneficios se le suma la escasa demanda de agua de un árbol: apenas dos 2.000 litros al año.

2. Son prácticamente inmortales
Su constitución es tan sólida que no conocen la llamada “muerte por vejez”.

Si llegas a ver un árbol muerto, se deberá a alguno de los siguientes factores, que son totalmente ajenos a su voluntad: enfermedad, insectos depredadores o la actividad del ser humano.

Cuántos árboles hay en el mundo?

3. No demandan alimentación

¿Cuántas veces hemos oído eso de “no se puede vivir del aire”? Pues en el caso de los árboles, sí que se puede, de hecho, el 90% de los nutrientes los adquieren de la atmósfera. El resto provienen del suelo.

4. Saben defenderse solos
A pesar de tener muy limitado el movimiento, los árboles se las apañan muy bien para defenderse de invasores, llegando incluso a atraer a otros seres para que les hagan el trabajo sucio.

Por ejemplo, se ha demostrado que cuando ciertos ejemplares –como el olmo o el pino– son invadidos por las orugas, liberan feromonas que atraen a avispas parasitarias, las cuales ponen huevos dentro de las orugas, que terminarán siendo devoradas desde dentro.

5. Se comunican unos con otros
No estamos hablando de telepatía, se trata de algo más físico.

Los arboles tienen contacto subterráneo a través de las raíces (y, en algunos casos, de los hongos), lo que les permite no solo pasarse nutrientes entre sí, sino también notificarse del peligro a través de pulsaciones eléctricas.

6. Los más relevantes están en paradero desconocido

Los árboles más importantes –debido a su tamaño o a su antigüedad– se encuentran totalmente ocultos al gran público.

Esto se debe a que, si se conociera su ubicación, tanto el turismo como la actividad ilegal o negligente del ser humano podrían acabar con ellos, destruyendo así ejemplares únicos e información esencial para la vida en el planeta.

 

Related post