CHINA: Shenzhen, equilibrio entre tecnología y naturaleza

 CHINA: Shenzhen, equilibrio entre tecnología y naturaleza

Shenzhen es la ciudad que brilla por sus centros comerciales, por disponer de un verdadero paraíso electrónico y a su vez, por la presencia de parques, playas y montañas que ofrecen un aire natural a los visitantes.

Pequeño recorrido por la historia de Shenzhen

La ciudad tal como la vemos hoy, data del año 1.979, cuando fue elegida como la nueva zona económica especial de la República Popular China. Esta decisión política cambió el rumbo del antiguo pueblo de pescadores en muy poco tiempo. De poseer alrededor de 30 mil habitantes pasó a ser una de las ciudades más pobladas al superar los 10 millones de personas. Empresas y trabajadores de otros puntos llegaron aquí para aprovechar su expansión y el bajo costo de las tierras.

Si hacemos un recorrido hacia atrás podemos descubrir que existe desde hace alrededor de 6.000 años. Fue en sus orígenes el asentamiento de los baiyue que basaban su actividad en la pesca y la agricultura.

En el siglo XVI se modificó su funcionamiento con el establecimiento del condado de Xinan. La economía, en esa época, incluía la explotación de las especias, el té y la sal. Tuvo sus altibajos en el periodo de ocupación de los británicos sobre su vecina Hong Kong, y finalmente le llegó la época de transformarse en un centro económico.

¿Por qué visitar Shenzhen?

De forma muy rápida tomó un lugar importante en el turismo mundial. Por un lado han creado importantes atractivos que hacen de Shenzhen una ciudad digna de visitar. Por otro es el sitio elegido por muchos para acceder a Hong Kong. Una buena oportunidad para adquirir un poco de cultura, salir de compras y relajarse. Paisajes naturales y artificiales son el complemento perfecto.

qué ver en Shenzhen

Una visita a la moderna Shenzhen nos permite estar unos días en una de las metrópolis más imponentes de la República Popupar China. Al mismo tiempo, nos ofrece una gran variedad de sitios de interés para todos los gustos. Parques naturales y temáticos, centros comerciales con ofertas y productos que posiblemente no encontraríamos en otro lugar, montaña, playa. Realmente está planificado para cumplir y superar las expectativas de todos aquellos que llegan desde cualquier punto del mundo.

¿Qué ver en Shenzhen?

En sus distritos tenemos varias opciones para disfrutar de día o de noche, así como un abanico de opciones en alojamiento y gastronomía. Intentaremos hablar de los más reconocidos por el público.

China espléndida y el Pueblo Folclórico

China Espléndida hace honor a su nombre con la muestra temática en el complejo al que también pertenece el Pueblo de cultura folclórica. La opción ideal para acercarnos a las creencias, las tradiciones y la historia de China.

Ventana del mundo

Otro parque temático que es imprescindible visitar en Shenzhen, es el famoso ‘Ventana del mundo‘. Una exposición de réplicas de los monumentos más emblemáticos del mundo. Al llegar aquí, nos encontramos con íconos de la arquitectura y de la cultura de oriente y occidente. Todo en un solo lugar.

qué ver en Shenzhen

Más allá de la relevancia cultural de estos parques temáticos, en la ciudad también encontramos museos y templos que dan cuenta de todos los factores que hacen a una civilización. Entre ellos podemos mencionar el Templo Chiwan Tian Hou. Es muy representativo del lugar ya que hace honor a la diosa del mar y Shenzhen se relaciona de forma directa con el mismo.

Más actividades que hacer en Shenzhen

Las playas son claves en el turismo en Shenzhen y muy visitadas por locales y extranjeros. Algunas son públicas como Dameisha Beach. Es fundamental ir temprano para encontrar un buen lugar y dispone de muy buenos servicios.

Para los que prefieren menor afluencia de gente, pueden optar por playas de pago como Xiaomeisha. Navegar, nadar, tirarse en paracaídas, tomar sol, pasear en bici y acampar son solo algunas de las posibilidades para hacer en la playa.

Los espacios verdes constituyen otros de los importantes destinos dentro de Shenzhen. Superficies que nos envuelven con el verde de sus árboles y nos permiten oxigenar nuestro organismo. Parques ecológicos, jardines botánicos y el pulmón de la ciudad: Parque Lianhuashan. Todos son, de alguna manera, un regalo de la naturaleza.

Shenzhen, equilibrio entre tecnología y naturaleza - Viajeros por el Mundo

De compras por Shenzhen

Shenzhen es una invitación a salir de compras con su cantidad de mercados y centros comerciales. Muchos de ellos cercanos a la estación y otros un tanto más alejados, son por lo general, de grandes dimensiones y con múltiples productos. Creemos que nadie puede despedirse de Shenzhen sin visitar el Hua Qiang Bei. Todo lo que imaginemos sobre elementos electrónicos lo encontramos allí.

Ya sea para llevar recuerdos a amigos y familiares, o para uso personal, también son recomendables los centros comerciales más frecuentes. En estos podremos regatear precios por carteras, calzados, indumentaria femenina y masculina, etc. El Centro Comercial de Louhu es uno de los más visitados y completos de la ciudad.

qué ver en Shenzhen

Otros datos sobre Shenzhen

La gastronomía es un punto importante en la localidad china. Bares, restaurantes cerrados y al aire libre presentan platos originales y exclusivos. Parece ser que sus recetas se basan en una conjugación de menús occidentales y orientales para dar un nuevo resultado, irrepetible.

Los medios de transporte están muy bien organizados y permiten acceder a todos los rincones. Autobuses, metro, taxis están a disposición con una gran frecuencia y a buen precio. Viajar de un lugar a otro nos facilita observar desde diferentes ángulos los rascacielos característicos de la nueva Shenzhen.

qué ver en Shenzhen

 

Fuente: viajerosporelmundo.com

Related post