Conoce los métodos para llevar Internet a otras habitaciones en tu casa

 Conoce los métodos para llevar Internet a otras habitaciones en tu casa

Como toda conexión inalámbrica, la comodidad de uso sin cables puede conllevar ciertos problemas de cobertura.

Si te encuentras en alguna de esas situaciones en las que la señal WiFi de tu router no llega al rincón más lejano de tu casa o a cualquier otra habitación sin cobertura, estas son algunas fórmulas para solucionarlo, dependiendo de cuánto dinero quieras gastar y dónde están las áreas problemáticas.

Soluciones a nivel router
En ocasiones, lo más beneficioso será realizar cambios a nivel del router, ya que no solamente ganarás mejoría en esa habitación concreta, sino que puede mejorar la calidad general de la conexión por otras zonas de tu casa.

Mueve el router de posición
Lo ideal es que el router se encuentre en una ubicación central de la vivienda, para que a priori reparta WiFi por igual y de esta forma puede repartir mejor la señal. No obstante, si vas a conectarte únicamente desde una zona, puedes ponerlo cerca de ese lugar.

Sea como sea, la posición del router es algo indispensable. Trata de ponerlo en una ubicación elevada, alejarlo de otros aparatos eléctricos con los que pueda tener interferencias y de muros que puedan afectar a la propagación de la señal.

Cosas sencillas como el suelo, las puertas o las paredes de tu hogar pueden obstaculizar la señal del router, especialmente si son de metal, ladrillo u hormigón.

Ajusta las antenas
¿Tu router tiene antenas móviles? La señal Wi-Fi se emite desde los lados de la antena y hacia arriba (perpendicular al enrutador) suele ser lo mejor para que la señal no se proyecte al suelo o al techo.

Sin embargo, si tiene varias antenas, puedes intentar ajustarlas en diferentes ángulos para proporcionar una cobertura más amplia.

Cambia de 5 GHz a 2,4 GHz
A grandes rasgos y simplificando mucho, los routers ofrecen dos grandes bloques de bandas de frecuencia para conectarse al WiFi: la de 2,4 GHz y la de 5 GHz. El WiFi de 2,4 GHz tiene más interferencias por tener canales que se solapan entre sí, pero a pesar de ello tiene mayor alcance por operar en una frecuencia más larga, a cambio de una menor velocidad de conexión.

Comprar un router mejor
La última alternativa, si todo lo anterior no ha funcionado, es comprar un mejor aparato que el que te ha suministrado el operador o aquel que tenías por casa y estabas usando.

Los estándares de Wi-Fi más antiguos a los más nuevos son: 802.11b, 802.11g, 802.11n, 802.11ac y Wi-Fi 6. Si tienes un router inalámbrico «b» o «g» más antiguo, deberías considerar reemplazarlo por un dispositivo más nuevo, que ofrece rangos más largos y velocidades de conexión más rápidas.

Related post