ISLANDIA, un remoto y maravilloso país para conocer.

 ISLANDIA, un remoto y maravilloso país para conocer.

Islandia es un país insular nórdico que se caracteriza por su espectacular paisaje con volcanes, géiseres, termas y campos de lava. Cuenta con enormes glaciares protegidos en los parques nacionales de Vatnajökull y Snæfellsjökull.

La mayoría de la población vive en la capital, Reikiavik, que se abastece de energía geotérmica y alberga el Museo Nacional y el Museo de Saga, que recorren la historia vikinga de Islandia.

Islandia - Wikiwand

Por sus cascadas y su fauna, por los contrastes entre los glaciares y los volcanes de la isla o por sus fenómenos naturales que parecen sacados de la chistera de un mago, visitar Islandia se ha convertido en una aventura de obligado cumplimiento.

En esta guía te adentrarás en la historia islandesa, descubrirás cuáles son las mejores rutas para recorrer Islandia y averiguarás por qué el país es conocido como la Tierra del Hielo y Fuego.

¿POR QUÉ VIAJAR A ISLANDIA?

«Por qué viajar a Islandia?» Esta es una de las preguntas a la que puede encontrar una respuesta clara y sencilla. Porque Islandia es un país de ensueño. Viajar a Islandia significa descubrir una naturaleza increíble que no existe en ningún otro país, un entorno puro, limpio y tan, tan distinto… Viajar a Islandia significa disfrutar de unas vacaciones inolvidables visitando los géiseres, volcanes o subiendo a los glaciares. Durante su viaje a Islandia tendrá la posibilidad de observar ballenas, montar caballos islandeses (con su «trote» especial, el caballo islandés puede trotar de 5 maneras diferentes), visitar desiertos de lava y unas de las cascadas más hermosas de Europa, ver las auroras boreales, disfrutar de baños en aguas termales naturales o pisar tierras vírgenes que todavía no ha pisado ningún turista (excepto de los Vikingos :-).

Y si todo esto le parece poco o a lo mejor demasiado a la vez ~ lo puede «tomar con calma» y disfrutar de su tiempo en Islandia saboreando la excepcional comida islandesa, su cultura, inolvidables fiestas bajo la luz de media noche en Reykjavík, o conocer a los islandeses (e islandesas guapísimas) en las piscinas termales. De cualquier manera, su viaje a Islandia será un viaje que nunca olvidará, y esperamos que nuestro eslogan «DEJA DE SOÑAR~Y VEN» se convertirá en una realidad…Viajar a Islandia está cada vez más de moda y sinceramente le recomendamos visitar Islandia cuanto antes cuando la naturaleza todavía no está destruida por grandes hoteles, atracciones artificiales y grandes carreteras. Nosotros hemos estado viajando a Islandia los últimos 20 años (desde 1997) y la verdad es que el país ha sido cambiando constantemente. Un buen ejemplo es la cascada escondida llamada Glúfrafoss. Hace 8 años casi nadie conocía la cascada. Hace 5 años a esta casada podían llegar solamente los aventureros que no temían quitarse los zapatos y vadear en el agua glacial. Hace 3 años alguien pensó poner piedras grandes para que algunos se atrevieron tocando la pared de la cueva saltar por las piedras y entrar dentro. Hace un año y medio alguien decidió construir un pequeño camino en el río para que se fuera posible entrar cómodamente en la cueva. Crearon caminos que llevan los turistas a la cascada y pusieron señales turísticos. Últimamente viene a la cueva mucha gente, se crean colas, la gente sigue destruyendo la naturaleza haciendo nuevos caminos en las colinas alrededor (porque los turistas andan por donde les de la gana en vez de pensar en que están pisando terrenos muy frágiles que no aguantan lo mismo como en sus países donde la tierra es varios millones de años más antigua). Sí, está genial cuando todo el mundo puede entrar a la cueva…, pero cuando no podía entrar todo el mundo, para los que entraron fue desde luego mucho más especial. En Islandia se toman muchas precauciones para proteger la naturaleza y se hace bien. Por favor, es necesario que Usted mismo intente protegerla también siguiendo los caminos indicados. Ahora la isla todavía tiene la naturaleza mejor cuidad de Europa, pero cuando un día construyan un gran hotel en frente de la cueva…. seguramente que perderá mucho su encanto y magia. Consulta nuestro enlace ¿Qué ver en Islandia?

Si está buscando un viaje cómodo y de buen precio en relación precio – calidad le podemos recomendar viajes guiados o viajes programados a medida de alojamiento y coche. Trabajamos con las mejores agencias de viajes islandesas y españolas ofreciendo vuelos a Islandia, excursiones o alquiler de coches, etc. También cooperamos directamente con los proveedores particulares, organizaciones, asociaciones y propietarios de alojamientos en Islandia.

Viajar a Islandia no es uno de los viajes baratos de su calendario y por eso ISLANDICA ofrece amplia variedad de servicios. Ofrecemos el viaje más económico posible con salidas abiertas todo el año cuando les ayudaremos reservar los alojamientos de la asociación islandesa Ferdapjonusta Baenda (agencia de viajes) que reúne unos 260 alojamientos alrededor de la isla y con un buen coche de Europcar (navegación GPS incuida). Pero también organizamos viajes para empresas (viajes incentivos, viajes de negocios), bodas y luna de miel, torneos de golf o viajes de lujo y de aventura. Para los que busquen un viaje barato, es posible dormir en tiendas de campaña o en los hostales alrededor de la isla. Sea como sea, les recomendamos a todos reservar su vuelo, alojamiento y coche de alquiler con mucha antelación. Reservando a través de Internet ahorrarán no solamente dinero, sino también tiempo y nervios. Viajar a Islandia será desde luego el viaje más fascinante de su vida!

Aurora boreal en Islandia

La aurora boreal es uno de los fenómenos más espectaculares de la naturaleza de Islandia. Pese a que también pueden verse en otros destinos nórdicos como Oslo o Copenhague, el territorio islandés es probablemente el lugar más propicio de Europa para verlas.

¿Qué es la aurora boreal?

La aurora boreal, también conocida como luces del norte, es un fenómeno natural que antaño se relacionaba con los espíritus y la mitología y hoy puede explicarse gracias a la ciencia.

Las auroras boreales se producen cuando unas partículas provenientes del Sol, conocidas como viento solar, chocan con la magnetósfera de la Tierra. De esta manera, el contacto entre el viento solar y el oxígeno, nitrógeno e hidrógeno de esta capa protectora a más de 500 kilómetros de altura genera las famosísimas auroras boreales. Estas son atraídas después por el magnetismo de la Tierra tanto al Círculo Polar Ártico (cerca de donde se encuentra Islandia) como al Antártico, en el hemisferio sur (en este caso, se llaman auroras australes).

¿Dónde ver la aurora boreal en Islandia?

Lo más importante para poder ver la aurora boreal es que no haya contaminación lumínica. Por ello, cualquier punto en mitad de la naturaleza de Islandia puede ser un buen lugar para admirar las luces del norte si se está en medio de la oscuridad.

No obstante, es cierto que cuanto más cerca se esté del Círculo Polar Ártico más probabilidades hay de presenciar este fenómeno, por lo que las ciudades de Akureyri, Isafjordur o Húsavík son uno de los mejores lugares para ver la aurora boreal en Islandia.

Sin embargo, lo anteriormente mencionado no impide que sea posible disfrutarlas estando incluso en Reikiavik. Para ello, lo único que se debe tener en cuenta es alejarse del centro urbano para evitar la contaminación lumínica. Si os alojáis en la capital de Islandia y queréis ver las auroras boreales, podéis reservar en nuestra página web una excursión que os llevará hasta un lugar ideal para admirarlas a las afueras de la ciudad:

¿Cuál es la mejor época para ver la aurora boreal en Islandia?

La mejor época para ver auroras boreales en Islandia va, oficialmente, de septiembre a abril. Dentro de este espectro tan amplio es posible encontrar días muy propicios y otros no tanto dependiendo siempre del  tiempo y las horas solares que haya.

Por tanto, los cortos días de diciembre, enero y febrero en los que llega a haber hasta veinte horas de noche resultan ideales para ver la aurora boreal en Islandia. Una herramienta útil para saber si vale la pena quedarse a esperar las luces del norte o no es consultar la página web de la Oficina Meteorológica de Islandia.

Así se vive Reikiavik: la capital más septentrional del mundo

La enigmática capital de Islandia presume de buen ambiente, arte, gastronomía, y una agradable combinación entre tradición y modernidad.

Las ciudades más importantes de Islandia

Islandia es uno de esos destinos salvajes e incontaminados capaces de robarnos el corazón. En verano ofrece el sol de medianoche, en invierno la magnífica aurora boreal, a lo que se suma una naturaleza salvaje de inconmensurable belleza.

El punto de partida perfecto para descubrir el espíritu de Islandia es Reikiavik, situada al noroeste del país, y considerada como la capital más septentrional del mundo. Por su ubicación, los inviernos tan sólo brindan cuatro horas de luz al día, mientras que, durante el verano, la luz del día oculta a la noche casi totalmente.

Con poco más de 120.000 habitantes, la capital islandesa es sin embargo una capital joven y cosmopolita, vibrante, donde ciudadanos y viajeros aprovechan cada rayo de sol y cada propuesta cultural.

La capital islandesa
En sus inicios, la capital islandesa fue un gran asentamiento vikingo, más tarde un centro neurálgico para el comercio, y posteriormente, una de las bases de barcos balleneros más importantes del mundo.

La iglesia HallgriÌmskirkja domina la perspectiva de Reikiavik. Foto: Ragnar Th. | Visit Reykjavik.

Hoy es una ciudad en la que viven poco más de 120.00 personas -un tercio de la población total del país-, y que traslada al viajero a un pasado de casas coloreadas, poco tráfico y menos ruidos, mucho relax y un buen rollo impresionante. También es una ciudad joven y cosmopolita, que recibe a muchos viajeros, y cuyo especial encanto reside en disfrutar tranquilamente de la vida de sus habitantes, y de la intensa apuesta cultural de la ciudad (hay 9 museos). Y todo ello, en un coqueto centro histórico emplazado entre los barrios costeros, el lago urbano (Tjörnin), y los suburbios.

El deporte nacional islandés

Reikiavik, que en islandés significa: bahía humeante, está bañada por las aguas del lago Tjörnin, y en sus cercanías hay un gran números de géiseres y de lagos con calientes aguas termales.

Además de la conocida Blue Lagoon, existen todo numerosas piscinas termales y lagos con aguas naturalmente calientes

El balneario más conocido y en el que se dan cita diariamente un gran número de islandeses es el famoso Blue Lagoon, una gran piscina termal situada en la cercana localidad de Grindavik. Con precios más económicos, (3 euros los adultos), y en la misma capital, nos encontramos con grandes piscinas termales como la de Árbæjarlaug, o la bonita piscina de Vesturbæjarlaug.

El mejor alojamiento y compras

Aunque en la ciudad hay varios alojamientos de conocidas cadenas hoteleras, una buena opción pasa por hospedarse en el Hotel Leifur Eiriksson, un agradable establecimiento de gestión familiar, ubicado en una antigua casa residencial de Skólavörðustígur, una de las calles peatonales más solicitadas del centro de Reikiavik, con casas de madera y piedra decoradas con vistosos colores.

Vista aeÌrea de Reikiavik. Foto: Ragnar Th. | Visit Reykjavik.
Vista aeÌrea de Reikiavik. Foto: Ragnar Th. | Visit Reykjavik.

 En esta calle se hallan numerosas galerías de arte, como la conocida Galleri Korka, que vende pinturas de artistas locales. También hay tiendas de orfebrería artesanal, como The Viking y Orrifinn, donde encontramos joyas engarzadas con piedras de lava.

Para tomar un reconfortante café, nada como Mokka Kaffi, la cafetería más antigua de la ciudad, o Cafe Babalú, muy visitado porque posee en su interior un baño totalmente tematizado y dedicado a la saga Star Wars. Además, si aprieta el hambre, junto a la iglesia hay un food truck llamado Fish & Co que vende un sabroso bacalao fresco.

Un café al sol

A pocos pasos de Skólavörðustígur, se halla Aðalstræti, la calle más antigua de Reikiavik. Aquí, según la tradición, vivió Ingólfur Arnarson, el famoso rey vikingo y primer habitante de la ciudad. Muy cerca, nos toparemos con la plaza Austurvöllur lugar icónico y símbolo nacional. Durante las Navidades se instala un gran árbol de Navidad y en verano, cuando se deja entrever algún rayo de sol, los lugareños corren raudos y veloces a las terrazas del Te & Kaffi, del Café Paris, famoso por su brunch, que incluye el sabroso salmón ahumado islandés de primera categoría, o al restaurante japonés Osushi The Train.

De compras por Reikiavik. Foto: Michelle Maria | Pixabay.
De compras por Reikiavik. Foto: Michelle Maria 

Laugavegur es la calle comercial donde se encuentran las principales tiendas de moda y de recuerdos artesanales. Aquí se compran los archifamosos jerseys de lana islandesa tejidos a mano en tiendas como Cintamani, Icewear y Don Cano.

Muy aconsejable es también acudir a 66°North, para comprar ropa de montaña de gran calidad y diseño contemporáneo. No olvidemos que los islandeses, por su especial climatología, son desde hace muchos años expertos fabricantes de ropa deportiva invernal.

Por último, merece la pena acudir a la tienda de relojes Gilbert Úrsmiður, fabricante del único reloj de diseño que utilizan personajes como Yoko Ono, Ben Stiller y el Dalai Lama.

Antes que Cristóbal Colón

Muy cerca de Skólavörðustígur se emplaza la moderna iglesia luterana Hallgrímskirkja, el monumento más famoso de Reikiavik, con una alta torre que se puede ver desde cualquier punto de la urbe.

Vista de la iglesia HallgriÌmskirkja, el monumento maÌs famoso y alto de Reikiavik. Foto: Ragnar Th. | Visit Reykjavik.
La iglesia HallgriÌmskirkja es el monumento maÌs famoso y alto de Reikiavik. Foto: Ragnar Th. | Visit Reykjavik.

Y, justo delante de ella, se yergue la estatua de Leif Eiríksson, el primer vikingo que supuestamente llegó a las costas de América, cinco siglos antes que Cristóbal Colón. Aunque históricamente nunca se ha llegado a comprobar, lo cierto es que a los islandeses les hace profundamente felices pensar que fue así.

Apuesta por el arte

En el plano artístico, no hay que perderse el Museo Nacional de Islandia (Þjóðminjasafn Íslands), el más importante de la metrópoli. Fundado en 1863, muestra una importante colección de artesanía, mobiliario, utensilios, objetos religiosos y restos arqueológicos.

En general, Reikiavik es una ciudad que derrocha amor por el arte y en sus calles pueden observarse muchas pinturas murales, así como originales esculturas colocadas estratégicamente.

Algunas de ellas son tan famosas y conocidas como El Viajero Solar de Reikiavik, situada junto al muelle y en primera línea del mar. Fue construida en acero por el artista Jón Gunnar Árnason y representa un barco vikingo en lo que supone una hermosa alegoría sobre los primeros colonos vikingos que llegaron a Reikiavik.

Viajero solar de Reikiavik. Foto: Michael Held | Unsplash.
Viajero solar de Reikiavik. Foto: Michael Held | Unsplash.

Otra de las estatuas más fotografiadas de la ciudad se ubica junto al lago Tjörnin y es conocida como Monumento al Burócrata Desconocido, de Magnús Tómasson, que rinde homenaje, no sin cierto tono satírico, a los trabajadores burócratas.

El principal centro de reunión cultural de Reikiavik es el Harpa Concert Hall and Conference Centre, un moderno auditorio, obra del estudio de arquitectura del danés Henning Larsen, que en su fachada muestra un futurista entramado de hexágonos de cristal.

Asimismo, es más que recomendable circunvalar el lago Tjörnin que rodea al Ayuntamiento y la Universidad, un punto estratégico para observar aves o dar un paseo en bicicleta y que, durante el invierno, se convierte en una gigantesca y divertida pista de patinaje donde los niños islandeses muestran su dominio sobre las cuchillas.

El lago Tjörnin es un punto estrategico para patinar e ir en bicicleta. Foto: Ragnar Th. | Visit Reykjavik.
El lago Tjörnin es un punto estrategico para patinar e ir en bicicleta. Foto: Ragnar Th. | Visit Reykjavik.

Gastronomía

Related post