La leyenda de Tanik y Alba

 La leyenda de Tanik y Alba

Son muchas las leyendas que existen a lo largo y ancho de la Comunidad Valenciana, como también existen en otros lugares. Es cierto que, durante muchos años y en distintas épocas y lugares, las leyendas han mantenido vivos los recuerdos, las creencias y, por qué no decirlo, las ilusiones de mucha gente.

Hoy vamos a dedicar nuestro espacio a una leyenda que, en realidad, es una triste historia de amor y que se remonta en el tiempo a cuando las huestes de Jaime I el Conquistador se enfrentaban, capitaneados por Berenguer d’Entença, en batalla a las tropas del rey Zayaán.

Situados en el tiempo, vamos a situar el lugar. Este no es otro que el llano de la Marjana, en la comarca de Los Serranos, entre los picos Yerbas, Charnera, Oratillos y la peña de Santa María, todos ellos en los términos de las poblaciones de Gestalgar, Chera y Chiva.

Esta última población se entregó a Berenguer d’Entença el 25 de septiembre de 1237. Entre las tropas de Zayaán había un soldado llamado Tarik, que en aquellos tiempos vivía su particular historia de pasión junto a su amada, de nombre Alba.

Apresad a la bruja! – Historia con Alba

Cierto día, cuando la pareja buscaba cobijo de una fuerte tormenta, fueron a refugiarse en una casa en las proximidades del Barranco de la Hoz, sin saber que, en ella, vivía una bruja. Esta les ofreció cobijo y, mientras esperaban que la tormenta amainara, entablaron una entretenida conversación. Cuando acabó la tormenta, la bruja, al despedirse de la muchacha, lo hizo con las siguientes palabras:

“Hasta pronto, querida niña”.

¿Qué querría decir la bruja? Posiblemente se refería a que la muchacha quedaría viuda, ya que Tarik moriría en la batalla que se celebraría en Chiva.

Related post