Lo que tienes que saber sobre las calorías negativas

 Lo que tienes que saber sobre las calorías negativas

Algunos alimentos tienen un menor contenido de estas calorías (energía) que la cantidad de energía que se necesita para digerir y absorber los alimentos en el cuerpo. En realidad, incluso los alimentos más bajos contienen más calorías de las que se necesitan para descomponerlas y absorberlas en el cuerpo.

Los tres componentes de nuestras necesidades energéticas son: la energía necesaria para mantener un cuerpo reposo (para que nuestro cuerpo lleve a cabo sus procesos básicos para que podamos vivir); el efecto térmico de comer (el aumento en la tasa metabólica después de comer, mientras que los alimentos se digieren y se absorben) y la energía adicional necesaria para la actividad y el ejercicio.

El efecto térmico utiliza la menor cantidad de calorías, unos 10% de las que consumimos, es decir, aproximadamente una décima parte de lo que comemos se utiliza para procesar nuestros alimentos: masticar, moverlo a través del sistema digestivo, absorber sus nutrientes y almacenar la energía excesiva.

El apio, el brócoli, los tomates, el pepino se han publicitado como alimentos con calorías negativas, pero no hay evidencias científicas que afirman esto. Se necesita menos energía que la que proporcionan para procesarlos. El motivo es que contienen grandes cantidades de agua y fibra, que tienen un coste de energía muy bajo.

Estos alimentos son muy útiles para personas que están tratando de adelgazar. Los alimentos con calorías negativas son un mito, y no hay manera fácil de adelgazar y mantenerlo a largo plazo. Es necesaria una dieta equilibrada, con un alto contenido de frutas, verduras y pescados, y realizar ejercicio, todo de forma saludable.

Related post