Los científicos descubren los secretos que se esconden bajo los volcanes

 Los científicos descubren los secretos que se esconden bajo los volcanes

Un nuevo estudio ha descubierto detalles antes desconocidos acerca de la composición geológica de la corteza terrestre, los cuales podrían tener implicaciones para los sistemas de alerta temprana de erupciones volcánicas.

La investigación, llevada a cabo por expertos de la Universidad de Queensland (Australia), reveló que, al contrario de lo que se creía, la lava de los llamados volcanes de puntos calientes no es magma ‘prístino’, es decir, no proviene del manto derretido a decenas de kilómetros bajo la superficie de la Tierra.

«Este no es el caso, hemos sido engañados, geológicamente engañados», dijo Teresa Ubide, volcanóloga de la universidad australiana.

Los puntos calientes son áreas de alta actividad volcánica que, a diferencia de otras áreas de vulcanismo, no están necesariamente asociadas a los encuentros de las placas tectónicas.

Un secreto «explosivo» se oculta bajo los volcanes aparentemente más  tranquilos

Según Ubide, a lo largo de décadas se consideró que los volcanes de puntos calientes eran «mensajeros del manto de la Tierra, ofreciéndonos un vistazo de lo que está sucediendo en lo profundo» de nuestro planeta.

La nueva investigación mostró, sin embargo, que «estos volcanes son extremadamente complejos por dentro» y filtran a la superficie una mezcla derretida muy diferente de la que esperaban los especialistas.

«Esto se debe al intrincado sistema de tuberías del volcán que obliga a cristalizar muchos minerales del magma», explicó la académica.

Ubide detalla que, en el estudio, se halló que los minerales se reciclan por el magma ascendente, cambiando su química general para ‘parecer’ prístino. El descubrimiento es «una nueva pieza importante del rompecabezas para comprender mejor cómo funcionan los volcanes de las islas oceánicas»

«Hemos descubierto que los volcanes de puntos calientes filtran sus lavas para volverse altamente erupcionables en la base de la corteza terrestre, situada a varios kilómetros por debajo del volcán. El monitoreo cercano de los volcanes puede indicar cuándo el magma llega a la base de la corteza, donde este proceso de filtrado alcanza el ‘punto de inflexión’ que conduce a la erupción», sostuvo Ubide.

Hemos sido engañados”: descubren los secretos más escondidos de los volcanes  | La República

Los resultados de la investigación sugieren que la detección de magma en el límite entre la corteza y el manto podría indicar una erupción próxima.

«Esta nueva información nos acerca un paso más a mejorar el monitoreo de los disturbios volcánicos, lo que tiene como objetivo proteger vidas, infraestructura y cultivos», subraya la volcanóloga australiana.

En el marco de la investigación, los científicos analizaron muestras volcánicas tomadas en El Hierro, en las islas Canarias (España). Los hallazgos se compararon con los datos de otros volcanes de islas oceánicas alrededor del mundo, incluido Hawái.

 

Related post