Plantas de interior que tenés que evitar si tenés mascotas

 Plantas de interior que tenés que evitar si tenés mascotas

En esta nota, una selección con algunas de las plantas más populares para decorar que pueden resultar tóxicas para las mascotas.

Nos encanta decorar la casa con plantas. Y es que además de los múltiples beneficios que redundan de tenerlas cerca (purifican el aire, tranquilizan, reducen el estrés…), tienen el poder de llenar de vida y frescura hasta el rincón más sobrio.

Pero… ¿qué pasa cuando hay mascotas revoloteando por la casa? Si bien es cierto que no todas tienen la misma manía, muchas disfrutan de morder las hojas y las ramas de las plantas, las cuales pueden poner en riesgo su salud en caso de que las ingieran o mastiquen, ya que algunas especies resultan altamente tóxicas para ellos.

Por eso, antes de salir en búsqueda de la planta de moda, conviene asesorarse para saber si se trata de una especie pet friendly o no, para que nuestros amigos de cuatro patas no corran peligro en caso de ingesta. (De ser así, acudir lo antes posible a un veterinario).

Aquí, una selección con algunas de las especies más populares para decorar que pueden resultar altamente tóxicas para las mascotas.
Monstera deliciosa
También conocida como costilla de Adán, es una de las plantas más utilizadas en el mundo de la decoración ya que aporta un toque exótico único. Sin embargo, puede provocar serios problemas en nuestros amigos de cuatro patas en caso de que las ingieran o mastiquen debido a los cristales de oxalato de calcio que contiene toda la planta. Salivación excesiva, dificultad para respirar, ardores e hinchazones en la lengua, son algunos de los síntomas más frecuentes.

Azalea
Esta planta tan popular para decorar, es una de las más tóxicas tanto para perros como para gatos. Sus partes más peligrosas son sus flores y sus hojas. Se recomienda evitarla y, en caso de ingesta, acudir inmediatamente al veterinario.

Aloe Vera
Aunque tiene múltiples beneficios medicinales para los humanos, para las mascotas es todo lo contrario. Su ingesta puede provocar vómitos y espasmos, además de cambios en el color de la orina. Lo mejor es mantenerla lejos de su alcance o directamente evitarla.

Potos
Esta planta tan común y popular para decorar el hogar, es una de las más tentadoras para las mascotas. Sus hojas contienen unos cristales de oxalato de calcio que provocan irritaciones e inflamaciones en su boca de una manera inmediata. Se recomienda evitarla o mantenerla fuera de del alcance de perros y gatos.

Hiedra
Esta especie típica para tapizar muros es altamente tóxica para los amigos peludos, ocasionando irritaciones y erupciones cutáneas por el simple hecho de tocar sus hojas. Si se cultiva en interiores, conviene apostar por macetas colgantes que queden fuera de su alcance.

Hortensia
Las hortensias son una de las plantas más comunes en patios, jardines e interiores. Sin embargo, si nuestros amigos de cuatro patas ingieren sus hojas o sus flores, pueden sufrir problemas digestivos como vómitos y diarreas seguidos de malestar general.

Kalanchoe
En cualquiera de sus variedades, esta suculenta resulta altamente tóxica para las mascotas en caso de ingesta, afectando al sistema nervioso y provocando temblores, vómitos y diarreas.

 

Related post