PORTUGAL: Lisboa, una de las mejores ciudades para vivir

 PORTUGAL: Lisboa, una de las mejores ciudades para vivir

Lisboa es una hermosa ciudad cosmopolita, la capital del país Portugal. Envuelta en historia y modernismo, ha sido catalogada como una de las 10 ciudades de mayor calidad para vivir y visitar.

Abarrotado de cosas por ver y conocer, muchas veces no alcanza el tiempo para abarcar todo lo necesario detenidamente. Pero si se priorizan los destinos y mantiene un orden del recorrido, es posible cumplir con los objetivos del turista.

Existe una controversia entre los historiadores sobre los verdaderos orígenes de Lisboa. Algunos afirman que su fundación corresponde a los fenicios, mientras otros se la atribuyen a los griegos y están quienes hablan de un verdadero pueblo autóctono.

Lisboa ya no es ciudad para residentes - TecnoHotel

Con el paso de los años ha sido reconquistada en varias oportunidades hasta los inicios del siglo XII cuando quedó en poder de Alfonso III. A partir de ese momento comenzaron a sentarse las bases del desarrollo marítimo de Lisboa.

En el siglo XV el puerto de Lisboa fue clave para el crecimiento de la zona que se convirtió en el centro neurálgico para el comercio con Cabo Verde. La riqueza atrajo a los más expertos marítimos y el comercio internacional aumentó considerablemente.

Nuevamente se sucedieron invasiones y reconquistas de la ciudad que pasó por diferentes tipos de gobierno. En la actualidad, la capital de Portugal es una de las ciudades más bellas para visitar y residir.

qué ver en Lisboa

En vista de que Lisboa se divide en barrios o distritos, es mejor administrar el tiempo mientras te encuentres en cada uno de ellos. De esta manera aprovechas de conocer todo lo pertinente del sitio en el que te encuentres primero. Pero claramente, escoger lo que quieras conocer dependerá de tus gustos.

Barrio de la Alfama
El Barrio de la Alfama es el más antiguo y totalmente genuino de la ciudad. Ofrece las vistas más espectaculares de toda Lisboa dando una hermosa panorámica por el río Tajo. Además de caracterizarse por contar con calles llenas de culturas y arquitectura típica portuguesa. Muy hermoso e indispensable para visitar, sin duda, es un lugar para perderse, comer y oler desde todos los rincones.

qué ver en Lisboa

Aquí también se encuentra el famoso Mirador de Santa Lucía que se caracteriza por estar rodeados de sus impresionantes azulejos. Es de lo más autóctono que la ciudad te puede ofrecer. Siempre con un ambiente festivo y artistas callejeros que embellecen el lugar, por supuesto que con el Océano Atlántico de fondo e impregnado de los techos rojos de las antiguas casas del barrio de Alfama.

El Panteón Nacional de Lisboa es uno de los imponentes edificios de este distrito. Es el sitio donde permanecen los restos de algunos de los portugueses de mayor renombre en la historia libanesa.

La Catedral de Lisboa es otro de los monumentos con los que cuenta el barrio de la Alfama. Su estructura ha sobrevivido a las sacudidas históricas en las que se vio sometida y representa una hermosa arquitectura al mejor estilo románico. Mucho por ver y admirar en cada rincón por el que te dirijas.

Barrio de la Baixa

qué ver en Lisboa

Cerca de Alfama se encuentra el otro distrito muy concurrido. El Barrio de la Baixa, tratándose del corazón de la ciudad. Es el sitio popular que ha sido invadido por locales para comer y beber, donde concurre la vida cotidiana del libanés.

La Plaza del Comercio es la más importante de Lisboa, y se encuentra en el distrito de Baixa. La plaza desemboca en el río Tajo, por lo tanto, ofrece una maravillosa vista. Cuenta con edificaciones de relevancia histórica para la cultura libanesa.

Barrio de Belém

qué ver en Lisboa

Sin embargo, se puede salir un poco más alejado del casco histórico y llegar hasta otro barrio de Lisboa. El Barrio de Belém es un área monumental que cuenta con la icónica Torre de Belém. Importante edificación que fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Ícono de mayor relevancia del país que maneja gran cantidad de personas anualmente.

El Monumento de los Descubrimientos el cual fue dedicado a los 500 años de la muerte de Enrique el Navegante. Es un gran lugar para tomar buenas fotos y conocer un poco más de la historia del país. Y el Monasterio de los Jerónimos ubicado en este mismo distrito caracterizado por su arquitectura manuelina. Muy particular de la cultura libanesa.

Parque de las Naciones

qué ver en Lisboa

Por último, pero no menos importante, aunque sí un poco más lejos, se encuentra la fresca zona del Parque de las Naciones. Es el área más moderna de toda Lisboa, se trata de un urbanismo conformado por cristales, hierro y acero. Es una selva de concreto.

Dentro del parque (aunque lo que menos tiene es césped) hay muchos atractivos principales y novedosos para conocer. El Puente Vasco de Gama es una de estas estructuras de importancia arquitectónica. Es una de las maravillas que posee Europa y lo representa por todo lo alto.

¿Qué comer en Lisboa?

Lisboa, mejores ciudades para vivir - Viajeros por el Mundo

Lisboa al tratarse de una ciudad costera que se encuentra bañada del Atlántico, puede tratarse de un ambiente relajado y cálido. Esto se ve demostrado en su rica gastronomía, que se encuentra en los miles de restaurantes establecidos por doquier.

Hay platos típicos que no te dejarán mal al momento de escoger qué comer. Familiarízate con ellos y tendrás una mejor experiencia gastronómica y, por supuesto una buena estadía en la ciudad capital.

Porco á Alentejanas
Es una comida típica que mezcla en un mismo plato dos ingredientes que pudieran parecer incompatibles. Cerdo y almejas, que están acompañados con cilantro, patata y pimentón. Es un sabor único y, curiosamente, de los más pedidos en los restaurantes.

Caldo Verde

qué ver en Lisboa

Es uno de los favoritos de los portugueses, y eso que las sopas son la gran afición de los locales. Se realiza con ingredientes como patatas y col verde rizada.

Calderada de Peixe
Es un guiso preparado con variedad de mariscos y pescados. Se acompañan de tomate y pimentón y está complementado con patata. Este plato es muy común y usualmente presente en los menús de la mayoría de los restaurantes.

Arroz con pulpo
Es un plato muy típico que consiste en un arroz meloso que viene acompañado con pulpo o bacalao. Estos ingredientes de mar, así como la carne de cerdo, suelen ser los más utilizados en la cocina de Lisboa.

Sardinas Asadas
Son sardinas frescas que se cocinan o asan en carbón. Es un plato sencillo y tradicional de la localidad que también se puede ver en las costas españolas.

qué ver en Lisboa

¿Qué visitar en Lisboa ?

El Parque de las Naciones

El Parque de las Naciones es el área más moderna con el que cuenta Lisboa. Es un barrio ubicado en el suroeste de la ciudad justo a la orilla del río. Su arquitectura es caracterizada por la cantidad de acero y cristal que poseen sus edificios.

Curiosamente, el Parque de las Naciones está ubicado bastante lejos del centro histórico de la ciudad. Sin duda alguna posee edificaciones comunes o es la típica esencia que caracteriza tanto a Lisboa.

El Parque de las Naciones: lo mejor de Lisboa

¿Qué ver?

Esta zona de la ciudad puede sentirse como si fuera una metrópoli dentro de otra ciudad. De las mejores cosas a realizar es disfrutar de un tranquilo paseo y observar su hermosa arquitectura. Desde donde te puedes topar con alguna de sus innumerables cafeterías y descansar saboreando una deliciosa taza de café.

Dominada por el hierro, cristal y metal, así como altos edificios y rodeado de mucho cemento. Aún con esto es llamado “parque”, a pesar de que no cuenta con nada de verde o césped para catalogarlo como tal. Sin embargo, es un lugar de ocio, paseos, compras y muchos restaurantes.

A primera vista, de las primeras estructuras que llaman la atención es el edificio de la estación de Oriente. Su arquitectura peculiar es inspirada en temas marítimos, creada por el arquitecto Santiago Calatrava. Sin duda, es una estructura moderna forrada de hierro y metal.

¿Qué hacer en el Parque de las Naciones?

qué ver en Lisboa Parque de las Naciones

A pocos metros de distancia se encuentra el centro comercial Vasco de Gama. De los más modernos de Lisboa ofrece una cantidad enorme de tiendas con todo tipo de artículos a la venta. Cuenta con lugares de ocio y por supuesto, restaurantes de todas las gamas, desde los más lujosos hasta los cotidianos.

Otra de las edificaciones que merece una visita es el Oceanario. De por sí ya cuenta con una fachada espectacular, su interior se caracteriza por una enorme colección de peces. También posee animales acuáticos pocos vistos o conocidos. Los niños van a disfrutar un montón.

A su vez existen espacios multiusos como el Pabellón del Atlántico (sede de eventos deportivos y conciertos). El Pabellón de Portugal, la Plaza Sony o el Pabellón del Conocimiento (museo interactivo donde reinan las investigaciones científicas). Este último es especial para niños, claro, si vas acompañados de ellos, pues posee diferentes atracciones interactivas. El adulto también lo va a disfrutar, sin duda.

qué ver en Lisboa Parque de las Naciones

El Puente Vasco de Gama es de muy fácil acceso y se encuentra cerca de casi todos los sitios de importancia. También tiene un teleférico que conecta el Parque de las Naciones y sale del Passeio Neptuno. Aunque no lleva a ningún lado, da un punto de vista del lugar desde un ángulo diferente.

La torre Vasco de Gama es una estructura peculiar, pues se trata del edificio más alto de la ciudad. Desde aquí obtendrás fabulosas vistas. El Casino de Lisboa no es solo un sitio para el juego, sino que también se suelen celebrar conciertos, exposiciones o actos culturales de importancia y masivos.

qué ver en Lisboa Parque de las Naciones

¿Cómo llegar al Parque de las Naciones?

La Estación de Oriente es la más importante de las estaciones del tren. Al estar ubicada en pleno Parque de las Naciones hace fácil su acceso al lugar por medio del metro que llega a la ciudad.

  • El autobús también es buena opción, solo procura tomar las líneas 525, 28, 44, 708, 750 o 759

Otros lugares que visitar en Lisboa

  • Estación de Ferrocarril
  • Monumento de los descubrimientos
  • Plaza del Comercio
  • Catedral de Lisboa
  • Torre de Belém
  • Castillo de San Jorge

Estación de Ferrocarril

Lisboa cuenta con varias estaciones de ferrocarril de bastante importancia. Algunas son de corta distancia y algunas otras son de largo trayecto. Se trata de vital importancia este método de transporte, pues es altamente concurrido por ciudadanos y visitantes.

Principales estaciones del ferrocarril de Lisboa

La estación más importante es la estación de Oriente, ubicada en el Parque de las Naciones. Es destacada por su increíble estructura diseñada por el arquitecto Santiago Calatrava y da una impresión como si fuera una catedral de cristal. Por lo tanto, su inauguración fue en 1998 debido a la Expo 98.

Se ha hecho tan concurrida y especial debido a que es allí donde los trenes acaban su recorrido en Lisboa. También aquellos que van en dirección al sur de Portugal. Hace caso a la línea roja del metro y está situada justo al lado a la terminal de autobuses y a unas tres estaciones del aeropuerto de Lisboa.

La estación de Santa Apolonia es otra de las estaciones de mayor relevancia de Lisboa. Antiguamente era este el lugar donde se concluía el recorrido de los trenes con destino a la ciudad capital. Desde la aparición de la estación de Oriente ha perdido relevancia, debido a que se trata de menos trasbordos. Sin embargo, aún permanece como la estación a la que llegan varias líneas del tren.

Está ubicada junto al río Tajo en el barrio de la Alfama a unos 20 minutos a pie de la Plaza del Comercio. Esto la hace una de las más céntricas, pues se encuentra claramente a una estación de tren de distancia del centro histórico.

Estación de Ferrocarril, Lisboa - Viajeros por el Mundo

La estación de Rossio está en el barrio la Baixa. Se puede considerar como un monumento pues cuenta con una fachada al mejor estilo neomanuelino del siglo XX. Para llegar hasta sus instalaciones, a diferencia del resto, ésta se encuentra por encima del suelo. Se hace necesario subir escaleras mecánicas que dan directamente hasta un largo túnel. Desde allí salen trenes que van hasta Sintra.

La estación de Cais do Sodré se encuentra muy céntrico. Es una relevante estación de cercanías, que a pesar de que es pequeña, es bastante concurrida. De allí parten trenes que pasan por centros turísticos de importancia por medio de la línea Cascais.

Claro que hay otras estaciones que te llevan hasta sitios de importancia por su alto tránsito de personas y sirven a varias líneas dentro de la estación. Tal es el caso de Belém (línea Cascais), Alcántara TerraSantosAlcántara Mar Benfica (línea Sintra).

qué ver en Lisboa Estación de Ferrocarril

Sugerencia para conocer Estación de Ferrocarril

Pasear en tren por la ciudad de Lisboa puede ser un gran escape para el visitante. Sin duda es una de las mejores opciones en vista de su seguridad, especificidad, y bajo costo. Además de que seguramente te va a llevar a los destinos que estás más interesado en conocer.

Su costo es bajo y la accesibilidad casi inmediata. Por lo tanto, es uno de los sistemas mejores establecidos para emprender el rumbo y conocer rápidamente la ciudad con sus principales puntos turísticos.

El Monumento de los descubrimientos

El Monumento de los descubrimientos es una gran estructura ubicada al margen del río Tajo, Belém, Lisboa, Portugal. El objetivo fue conmemorar los 500 años de la muerte de Enrique el Navegante.

Así como a todos los personajes y demás marineros que formaron parte en el desarrollo de la Era de los Descubrimientos. Reales protagonistas y grandes navegantes del siglo XV que fueron adentrándose a los mares, lo que creó las múltiples rutas que convirtieron a Portugal en la potencia marítima de la época.

Historia

El Monumento de los descubrimientos se construyó en 1960. El fin era rendir homenaje a los 500 años de la muerte de Enrique el Navegante. Esta obra formó parte de los proyectos nacionales que quisieron celebrar las Comemorações Henriquinas. Fueron las fiestas y estructuras realizadas dedicas al aniversario del fallecimiento de tal personaje luso.

Las principales personas que dieron forma a esta idea fueron el arquitecto portugués José Ȃngelo Cottinelli y el escultor Leopoldo de Almeida. Fue encargado por el régimen de Antonio de Oliveira Salazar.

¿Qué ver y hacer en el Monumento de los descubrimientos?

qué ver en Lisboa Monumento de los Descubrimientos

Cuenta con una impresionante altura de 52 metros. Su diseño representa la proa de una carabela, y da la impresión de que estuviese adentrándose al río Tajo. Como si casi a punto de zarpar hacia dimensiones desconocidas.

Visto desde lejoste hace imaginar cómo sería el escenario al momento de partir hacia nuevas tierras. Como lo podía haber sido la India, Brasil o el Cabo de Buena Esperanza. Es como retroceder en el tiempo.

Este magnífico monumento tiene esculpido 33 figuras a tamaño real. Son algunos de los navegantes más importantes acompañando a Don Enrique. Bartolomeu Dias, Pedro Alvares Grabal y, por supuesto, Vasco de Gama, así como otras personalidades más.

También podrás observar el gran mosaico de 50 metros de diámetro, lo cual representa las diferentes rutas de navegación descubierta por los mismísimos portugueses. Está conformado por una rosa sobre un mapamundi rodeado de sirenas y navíos, lo que refleja las rutas que siguieron los marineros. Está ubicado en el suelo, bajo los pies de los visitantes. Se trató de un regalo de Sudáfrica.

qué ver en Lisboa Monumento de los Descubrimientos

Acceso

Se puede acceder a su interior el cual cuenta con un sótano que posee una sala de exposiciones temporales. Se trata del Centro Cultural de los Descubrimientos.

También puedes subir por ascensor hasta el nivel superior, sin embargo, para llegar a la última planta, es a través de las escaleras. Claramente debes subir a pie y llegarás al mirador que da vista al río Tajo y sus alrededores. Sin duda vale la pena.

¿Cómo llegar al Monumento de los descubrimientos?

El lugar está situado muy cerca de la Torre de Belém, justo frente a los Jerónimos en plena Av. De Brasilia. Puedes llegar por medio:

  • Del tranvía 15
  • De los autobuses 28, 714, 727, 729 y 751

qué ver en Lisboa Monumento de los Descubrimientos

Plaza del Comercio

La Plaza del Comercio es la más importante de Lisboa. Está ubicada en el Barrio la Baixa y da una hermosa vista al Tajo, es allí donde desemboca. Esta plaza entra dentro de los símbolos de mayor relevancia de la ciudad.

Historia

En la Plaza del Comercio, durante la antigüedad, se estableció el Palacio Real, el cual fue destruido por el terremoto de 1755. Por mucho tiempo se trató del principal centro de comercio marítimo de Lisboa.

Pero fue más tarde, cuando el Marqués de Pombal decidió construir sobre las ruinas del edificio anterior. La nueva construcción se basó en un enorme diseño en “U”, conformando tres edificios destinados a los organismos gubernamentales. Así como la principal oficina del turismo de la ciudad.

Los restaurantes y cafés más antiguos de la capital portuguesa que solían ser frecuentados por los altos literarios. Los principales medios de transporte que circulan en Lisboa pasan por el frente de la Plaza del Comercio. Todas estas características hacen que también sea considerado como el centro neurálgico de la ciudad.

A través del año ocurrieron acontecimientos que perpetuaron en la historia de Lisboa. Tales fueron los casos del Rey Carlos I y su hijo Luis Felipe, a quienes asesinaron en la misma Plaza del Comercio en 1974. El legendario Papa Benedicto XVI celebró en 2010 una misa en la capital, específicamente en esta famosa plaza.

¿Qué ver en la Plaza del Comercio?

qué ver en Lisboa Plaza del Comercio

Sus tres edificios en forma de “U” con abertura al Tajo, lo hacen un lugar muy interesante de visitar. Esta plaza siempre animada y llena de personas, es un lugar muy característico y difícilmente se pasa por alto.

El Arco Triunfal da Rua Augusta está ubicado en el lado norte de la plaza y da comienzo a la calle Rua Augusta. Es decir, a la calle más importante del barrio La Baixa.

Esta estructura fue diseñada por el arquitecto Santos de Carvalho. Su construcción inició en 1873, luego del terremoto. A su alrededor se pueden apreciar diferentes obras en las que se encuentran personajes de importancia en la historia portuguesa. Como Vasco de Gama, el Marqués de Pombal o Nuno Alvarez Pereira.

En todo el centro del lugar se encuentra la estatua de José I. Fue el monarca quien estaba en el trono al momento del gran terremoto de 1755. Este monumento representa el fin de las construcciones posteriores a ese evento tan significativo.

Si te acercas hasta las orillas del río Tajo podrás evidenciar las escaleras de mármol que antes utilizaban. Eran los monarcas, embajadores o realeza quienes solían hacer uso de ellas desde donde desembarcaban al llegar, pues se trataba de la mejor perspectiva para ingresar a la ciudad. En la actualidad no son utilizadas para tales fines, pues los viajeros son transportados de un extremo al otro del Tajo.

¿Cómo llegar a la Plaza?

qué ver en Lisboa Plaza del Comercio

Puedes llegar por metro sólo si agarras la línea azul, y debes bajar en Torreiro do Paco. O también puedes tomar la línea verde y azul hasta la parada Chiado.

Catedral de Lisboa

La Catedral de Lisboa también es conocida como Catedral de Sé. Es la iglesia más antigua y popular de la ciudad. Ubicada en el barrio de Alfama es una de las visitas estratégicas que se debe planificar durante tu viaje a Lisboa.

Este monumento ha sido sobreviviente de varios eventos históricos que han marcado la capital portuguesa. Así fue con los sucesivos terremotos e incendios que han azotado a Lisboa a través del tiempo. Lleva especial reconocimiento el terremoto de 1755 que sacudió con fuerza a la ciudad y dejó en escombros a gran parte de la misma.

Historia

Su construcción remota del siglo XII, cuando los cristianos reconquistaron el lugar de los musulmanes durante la Segunda Cruzada. Fue el primer obispo de Lisboa, Gilbert de Hastings quien decidió edificar la primera iglesia.

Inicialmente, la Catedral de Lisboa era reconocida como la Iglesia de Santa María la Mayor. Fue luego del siglo XIV cuando se decidió cambiar el estatus de este edificio para ejercer como la Catedral de Lisboa.

¿Qué ver en la Catedral de Lisboa?

Catedral de Lisboa - Viajeros por el Mundo

Su exterior está conformado por un estilo románico, complementado con dos torres y el gran rosetón. Sin embargo, al pasar el tiempo y las adversidades superadas, aunque ha sido una estructura sobreviviente, las cicatrices no pudieron ser evitadas. Es por esto que actualmente se trata de un conjunto de mezclas de estilos realizadas a lo largo de los años. Ha forjado un carácter especial al lugar.

En líneas generales, la fachada posee unos gruesos muros que están escoltados por las dos torres a sus lados. Estos torreones son un estilo de campanario, que a su vez le dan un estilo peculiar a la Catedral de Lisboa. Y por supuesto que su rosetón central guarda un puesto presidencial.

Su interior es claramente gótico, con un austero y oscuro ambiente. Además de que posee varios atractivos decorativos como la pila en que fue bautizado San Antonio de Padua. Otro de sus más preciados tesoros son los restos de San Vicente, patrón de la ciudad.

Existe una leyenda que dice que su ataúd estuvo acompañado por dos cuervos durante su traslado en la ciudad. Es por eso que en el escudo de Lisboa están incluidos estas siluetas.

Así mismo, en sus diferentes salas están expuestas algunas reliquias. Son consideradas como tesoros que pueden ser posible visitar. La exposición posee piezas religiosas como joyas, trajes y otras reliquias, todos de diferentes épocas.

El claustro es otra de las cosas por conocer dentro de la Catedral, el cual presenta un estilo similar al del Monasterio de los Jerónimos. Fue construido en el siglo XIV desde donde en su interior se pueden ver restos del pasado romano, árabe y medieval.

Estos restos han quedado en evidencia durante las excavaciones realizadas en los últimos años. El estudio arqueológico que aquí se ha demostrado ha dejado en clara evidencia el antiguo pasado romano y árabe.

¿Cómo llegar a la Catedral de Lisboa?

  • Se puede utilizar el tranvía con las líneas 28 y 12
  • Otra opción es el autobús si usas la línea 37

qué ver en Lisboa

Torre de Belém

La Torre de Belém es un monumento importante de la ciudad de Lisboa. Declarado como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1983, sin duda se trata de un símbolo de identidad nacional de la ciudad capital.

Está ubicado en el río Tajo, en la desembocadura, justo en el barrio de Santa María de Belém, en el suroeste de Lisboa. Desde donde representa uno de los íconos de mayor importancia del país y maneja gran flujo de visitantes anualmente.

Historia

Su construcción inició en el año 1516 durante el reinado de Manuel I de Portugal. Obra dirigida por Francisco de Arruda y Diogo de Boitaca, quienes eran ya personas con experiencia en construcciones defensivas. La Torre de Belém fue culminada en 1520.

Su objetivo era el servir de fortaleza y a su vez de puerto. Desde aquí partieron los exploradores portugueses a establecer el primer contacto comercial con China e India.

Ya luego que dejó de funcionar como fortaleza defensora ante los invasores, cumplió múltiples roles. Tal fueron los casos de centro de recaudación de impuestos para ingresar a la ciudad, como prisión y también de faro.

¿Qué ver en la Torre de Belém?

qué ver en Lisboa Torre de Belém

La Torre de Belém da fin a las tradiciones y estructuras medievales. Recibe influencias importantes del estilo islam y oriental, cosa que caracteriza al estilo manuelino.

Su exterior está conformado por torres de vigilancia que poseen una forma mozárabe. Así como las almenas que decoran cada esquina del lugar, y muy importante, la cruz de la Orden de Cristo.

Un detalle que llama mucho la atención son los elementos naturalistas. Hace énfasis a un rinoceronte ubicado en la fachada al oeste de la Torre de Belém. Se trata del primer animal de este tipo en llegar a Portugal trasladado desde la India en 1513. Fue un regalo del gobernador de la India portuguesa al Rey Manuel I, y fue el primer rinoceronte en pisar tierras europeas en más de mil años. Causó furor en la época.

Su interior se caracteriza por una construcción gótica. Es una torre cuadrangular conformada por cinco plantas conectadas por una diminuta escalera de caracol, y posee un baluarte que le caracteriza.

  • La primera planta es la Sala del Gobernador
  • La segunda es la Sala de los Reyes
  • Sala de Audiencias es la tercera
  • La capilla
  • Finalmente, la terraza.

Desde esta última se pueden obtener hermosas vistas del río Tajo, la capilla de San Jerónimo y el Monasterio de los Jerónimos.

Lo primero que encontrarás en la planta baja son las 16 ventanas con cañones defensivos. Así como se puede observar los fosos por donde lanzaban a los prisioneros.

La Torre de Belém es el lugar que no se puede dejar de visitar mientras se pasa por Lisboa. Sin duda es un sitio que debe permanecer entre los primeros puestos de tu lista de cosas por ver y hacer en Lisboa. Una vez entras a la torre, retrocederás unos 500 años en el tiempo.

¿Cómo llegar a la Torre de Belém?

qué ver en Lisboa Torre de Belém

Las opciones de transporte público a utilizar son el:

  • Autobús, a través de las líneas 27,28, 29, 43, 49, 51 y 112.
  • Si usas el tranvía debes usar la línea 15.
  • Y con el tren te montas en la línea Cascáis hasta llegar a Belém.

qué ver en Lisboa Torre de Belém

Castillo de San Jorge

El Castillo de San Jorge es un pilar de ruinas que se encuentra ubicado en las colinas de San Jorge, Lisboa, Portugal. Posee unos 6000m² de terreno situado en la colina más alta del centro de la ciudad. Está conformado por una garita, foso, dos patios y varias torres.

El legendario castillo de San Jorge en Lisboa | National Geographic en  Español

Este lugar garantiza una de las mejores vistas de la capital portuguesa. Además de contar con una historia atrayente y una arquitectura que data del siglo XI. Es decir, fortificaciones militares que son características de la época árabe.

Historia

Existen investigaciones arqueológicas que dan fe de que, en el lugar, siglos a.C. existió ocupación humana. Siempre se ha tratado de una fortaleza para protección de la ciudad durante cada intento de conquista desde los tiempos a.C.

Pero, durante la época medieval y en la reconquista de Portugal a los musulmanes, jugó un papel fundamental. Fue en el siglo VIII, cuando los musulmanes gobernaron la ciudad en el momento, que existen reales menciones del castillo. Es decir, cuando éstos construyeron la zona amurallada que fue testigo de los inminentes conflictos entre árabes y cristianos.

Castillo de San Jorge en Lisboa: cómo llegar, horario y precio✓【El Castillo De San Jorge En Lisboa】 — Guia De Viaje ✓

Sin embargo, es en el siglo XIII cuando el reino de Lisboa se convierte finalmente en cristiano. Gracias a esto, al castillo se le atribuye su nombre en honor al mártir San Jorge, a quienes muchos profesaban su fe.

Luego de que la situación de Lisboa se haya estabilizada como la capital del Reino de Portugal, dicho castillo vive sus mejores años. Es convertido en el Palacio Real, el cual fue testigo del nacimiento de Portugal como nación de navegantes. Fue espectador del descubrimiento del camino marítimo a la India al final del siglo XV. También fue recepción de Vasco Gama a su regreso a la India.

El Castillo de San Jorge evidenció múltiples y turbulentos eventos históricos que se ven reflejados en el lugar. Hasta que el terremoto de 1755 dejó en ruinas al castillo y más nunca se restauró hasta el siglo XX. Las murallas del exterior fueron recuperadas con éxito y hoy en día forma parte del área más visible y atrayente del lugar desde el centro histórico.

¿Qué ver y hacer en el Castillo de San Jorge?

Castillo de San Jorge, Lisboa - Viajeros por el Mundo

Actualmente, el lugar es una de las principales atracciones turísticas gracias a la remodelación ocurrida en la década de los 40. Entre sus modificaciones estuvo la construcción completa de las murallas, las torres de vigía y se agregaron los hermosos jardines que están en los patios.

Entre sus atractivos se ofrece la visita al espectacular mirador, desde donde se ve el impactante río Tajo. Motivo de inspiración para las rutas de navegación exploratorias que disfrutan de:

  • La visita a los jardines
  • También al área Olisipónia
  • El salón multimedia
  • Los miradores
  • La cámara oscura o la Torre de Ulises
  • El espacio de exposiciones
  • Y finalmente la sala de reuniones
  • La Casa del Gobernador

Desde lo alto de sus murallas se pueden obtener una de las mejores vistas de la ciudad. Sin lugar a dudas obtendrás la mejor panorámica de tu viaje. Claro, esto lo consigues solo si el clima así los dispone.

La restauración mejora la experiencia de los turistas al hacerlos recrear en su imaginación cada momento histórico por el que atravesó el lugar. Ofrece mucho por descubrir.

¿Cómo llegar al Castillo de San Jorge?

Debes tomar el tranvía y usar las líneas 28 y 12 hasta bajar en la parada Miradouru Sta. Luzia. Ninguna línea te dejará en la puerta del castillo, pues para acceder a él debes completar el recorrido caminando.

qué ver en Lisboa

Portugal es un país pequeño en m2, pero inmenso en cultura y cosas para hacer.  Vale la pena recorrerlo y disfrutarlo.

 

 

 

 

Related post