Qué es la responsabilidad social empresarial o RSE

 Qué es la responsabilidad social empresarial o RSE

En este artículo vamos a explicarte qué es la responsabilidad social empresarial o RSE y su importancia para las empresas, consumidores y la sociedad.

Seguramente en los últimos años escuchaste con frecuencia sobre la responsabilidad social empresarial o  RSE y su importancia para las empresas, los consumidores y la sociedad.

Qué es la responsabilidad social empresarial o RSE

Para el mundo de los negocios y los ejecutivos, la responsabilidad social empresarial (RSE) es un aspecto relativamente moderno, que surgió en el comienzo del proceso de la transformación digital.

Recién en la última década del pasado milenio que el concepto de responsabilidad social empresarial o RSE empezó a tomar fuerza, incorporándose a la cultura organizacional de las empresas.

Qué es la responsabilidad social empresarial o RSE

En efecto, la llegada de la globalización, el desarrollo de la conciencia ecológica, las mayores exigencias de los usuarios y las nuevas tecnologías fueron algunos de los factores que desencadenaron la llegada y el auge de la responsabilidad social empresarial o RSE.

Hoy por hoy, muchas organizaciones, de diferentes tamaños y sectores, se preocupan por ser una empresa que cultiva la responsabilidad social empresarial o RSE.

¿Cómo saber si una empresa la implementa o no?

Entrando en el tema, cuáles son los aspectos más relevantes de la responsabilidad social empresarial o RSE.

Si hablamos de la responsabilidad social empresarial o RSE, se puede definir como el compromiso y las obligaciones que asumen los miembros de una comunidad entre ellos y, también, ante el resto de la comunidad como conjunto.

Puntualmente, al trasladarlo al terreno empresarial, el significado de la responsabilidad social empresarial o RSE, es el mismo, simplemente que esta carga o compromiso es desempeñado, de manera voluntaria, por organizaciones corporativas.

Por lo tanto, esto hace que las compañías vayan un paso más allá y no solo beneficien a su entorno a través de la generación puestos de empleo y la ampliación la oferta de productos y servicios.

¿Qué es la Responsabilidad Social Empresarial o RSE?

Al tomar en cuenta la responsabilidad social empresarial o RSE, las organizaciones impactan de manera directa e inmediata la vida de los ciudadanos y las comunidades a través de programas que impulsan el desarrollo económico, la educación y muchas otras causas sociales.

También es una filosofía que se incorpora a la visión de negocios, basándola en el respeto, los valores éticos, el cuidado del medio ambiente y la sustentabilidad en general.

¿Por qué las empresas deben aplicar este concepto?

Al enfocarnos en la importancia de aplicar la responsabilidad social empresarial, tenemos que clasificar sus beneficios en dos grupos:

  • los que favorecen de manera directa a las compañías y,
  • los que mejoran el entorno.

Para las organizaciones, contar con sólidos programas de responsabilidad social empresarial o RSE y comunicarlos de forma eficiente se traduce en las siguientes ventajas:

  • Mejor ambiente laboral

La responsabilidad social empresarial o RSE parte de la visión del negocio, lo que hace que forme parte de la cultura organizacional. De esa forma los trabajadores se desarrollan en un ambiente amigable y en el que trascienden los valores, la ética, el respeto y la tolerancia.

Todo esto contribuye con que el clima organizacional sea óptimo, generando empleados identificados con la empresa y comprometidos con sus proyectos y objetivos.

  • Incremento de la confianza de los accionistas o posibles inversores

Otra de las características de una empresa socialmente responsable es que es mucho menos propensa a enfrentar daños de imagen, críticas y desaprobación de los consumidores y mercados.

Asimismo, es muy poco probable queenfrente multas y otras sanciones gubernamentales debido al incumplimiento de determinadas normas o leyes.

A su vez, esto hace que resulte mucho menos riesgoso invertir capital en este tipo de organizaciones, ya que tienen la potencialidad de perdurar en el tiempo y operar de forma estable.

  • Mejor posicionamiento

Comunicar la campaña de  responsabilidad social empresarial en el mundo digital y, también, en el offline contribuye directamente con el posicionamiento de la marca.

Contar con calendarios editoriales de contenidos que toquen temas sociales y documentar las acciones en pro de la comunidad, entre otras actividades, mejora la percepción de una compañía en el mercado.

Las empresas socialmente responsables proyectan una imagen genuina, amigable y cercana, que ayuda a crear audiencias, seguidores y consumidores fieles.

Además, implementar la responsabilidad social empresarial  o RSE se traduce en contribuciones y mejoramientos para la sociedad y los entornos, como:

  • Desarrollo social y económico

Los programas de responsabilidad social empresarial cuentan con acciones que benefician de manera directa a ciudadanos y comunidades, aportando en áreas como la educación y las finanzas.

Sin duda, mientras más empresas socialmente responsables existan, mayor será el desarrollo social de una determinada localidad o país

  • Mayor transparencia en las actividades comerciales

La responsabilidad y la honestidad son algunos de los valores que forman parte de la responsabilidad social empresarial o RSE de las empresas.

Por esa razón, el crecimiento de las empresas socialmente responsables también está relacionado con el incremento de la transparencia de la actividad comercial.

  • Reducción de impactos ambientales

Además, la concientización y cuidado ambiental son algunos de los elementos fundamentales de la  responsabilidad social empresarial o RSE.

Cada vez son más las empresas que implementan mecanismos, sistemas, métodos y prácticas que les permitan desarrollar sus operaciones sin afectar el medio ambiente.

¿Qué es una empresa socialmente responsable?

¿Cuáles son los parámetros?

Existen muchos más parámetros de responsabilidad social empresarial o RSE, desarrollados por organizaciones internacionales, privadas y estatales que certifican cuándo una compañía puede ser valorada de esta manera.

Por ejemplo, existe un decálogo que determina si una empresa es socialmente responsable o no. Algunos de los parámetros que tienen que cumplir las compañías son:

  • competitividad responsable
  • difusión de valores
  • condiciones laborales favorables para la calidad de vida
  • apoyo de causas sociales

También, el cuidado ambiental es otro de los elementos que diferencia a las empresas socialmente responsables del resto.

¿Cómo implementar la responsabilidad social en una empresa?

Existen distintas formas para implementar la responsabilidad social empresarial o RSE en tu negocio.

El primer paso para aplicar la responsabilidad social empresarial o RSE es conocer a ciencia cierta de qué se trata y cuáles son sus impactos, tanto externos como internos.

Solo de esa manera la RSE se puede integrar a la visión de negocio y promoverse entre los diferentes equipos de trabajo, así como en la junta directiva.

Además, existe un «paso a paso» que se debe seguir para desarrollar un proyecto o campaña de responsabilidad social empresarial, entre ellos:

1. Definir grupos de interés y actividades

Los programas de responsabilidad social siempre están orientados a grupos o comunidades específicas.

Una empresa socialmente responsable sabe a quiénes quiere ayudar y, además, define y planifica acciones y actividades para conseguirlo.

2. Establecer objetivos y metas

La responsabilidad social empresarial o RSE  debe gestionarse como cualquier otra área de un negocio. Todos los proyectos relacionados a ella tienen que contemplar objetivos y metas realistas y medibles.

Asimismo, al finalizar estas campañas se tienen que realizar balances o análisis de resultados, que permiten identificar áreas de mejora para futuras acciones.

3. Medir los resultados y monitorear constantemente

El seguimiento continuo es otro de los factores indispensables a la hora de implementar la responsabilidad social empresarial.

Es importante medir frecuentemente los impactos y resultados de las acciones y actividades, así como el cumplimiento de los parámetros y cronogramas establecidos.

4. Comunicar las acciones

Por último, un buen programa de responsabilidad social empresarial está acompañado de una sólida estrategia comunicacional.

Al tratarse de un área dirigida para el entorno y la comunidad, las acciones de la responsabilidad social empresarial o RSE deben ser compartidas y difundidas.

Responsabilidad social empresarial o RSE en pandemia

El Centro de Estudios de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Buenos Aires (CENARSECS-UBA) realiza un monitoreo de acciones responsables de las empresas ante la crisis provocada por el COVID-19.

Al respecto, el CENARSECS-UBA concluye que mientras en el mundo la tendencia predominante es la de realizar donaciones en dinero para colaborar en la crisis sanitaria, las empresas argentinas se inclinaron sobre todo por la donación de servicios.

Este segundo informe del el CENARSECS-UBA fueron relevadas más de 500 prácticas empresarias socialmente responsables, y los resultados fueron los siguientes:

  • 272 acciones en Argentina, con la donación de servicios en el primer puesto (18,5% de las iniciativas).

En Argentina, el 85% de las acciones corresponden a empresas y el 15% son iniciativa de organizaciones no gubernamentales implementadas en alianza con organizaciones comerciales.

  • 236 casos en el mundo, con la donación de dinero como práctica predominante (25,4%).

En ambos casos, el lugar destacado en cuanto a acciones de RSE fue ocupado por el sector de la alimentación y bebidas, con alrededor del 17% del total de las buenas prácticas, según indicó la mencionada entidad.

En el caso de las actividades implementadas por Organizaciones No Gubernamentales, el 59% corresponde a ONG’S del sector social, un 20% religiosas, 10% dedicadas a la salud, casi el 8% a deportes y un 3% de promoción de la tecnología.

Con respecto al tipo de acciones empresarias relevadas, el 62% son donaciones. De estas, un 29% son donaciones de servicios prestados, otro 20% son en dinero en efectivo, un 26% de insumos médicos y equipamiento, un 14% de donación de productos de manufactura propia (por ejemplo alcohol en gel y productos de higiene y cosmética) y un 10% de donación de alimentos.

Aproximadamente un 14% son actividades de readecuación empresaria. Un 1,7% corresponde a actividades de concientización y prevención dirigidas a la comunidad, y casi el 8,81% a acciones de transformación productiva. Otro 6,6% a acciones de descuentos y congelamientos de tarifas, 2% de voluntariado corporativo y un 5% correspondiente a cesión precaria de bienes.

Con respecto a la vinculación de estas acciones con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 de Naciones Unidas, el 66% de las acciones relevadas en empresas del exterior, se corresponden con el ODS N°3 de «Salud y Bienestar». En cambio, para el caso argentino este ODS obtuvo un 49%, pero hay casi un 20% de las acciones encuadradas en el ODS N° 2 de «Hambre Cero» y un 12% al ODS N°8 «Trabajo decente y crecimiento económico», evaluaron los investigadores.

Solo el 8% de las iniciativas empresariales desarrolladas a nivel internacional se dirigieron a aportar alimentos, lo que marca una clara diferencia de la situación de pobreza y de pobreza alimentaria en la cual Argentina atraviesa esa pandemia.

¿Qué hicieron las empresas argentinas durante la pandemia?

Entre las acciones más destacadas durante la pandemia, el CNEARSECS-UBA destacó la rápida reacción de varias organizaciones que desde un primer momento modificaron toda su línea de producción para fabricar alcohol en gel, tapabocas, respiradores, etc. O que intensificaron la donación de productos, como las alimenticias y las de higiene.

También desde esa entidad reconocieron iniciativas de organizaciones empresarias que propusieron recaudar 100 millones de dólares para la Cruz Roja, para aplicar a la compra de respiradores e insumos médicos para asistir a hospitales.

Eventualmente, se reconoce como buenas prácticas de RSE durante la pandemia que los supermercados y bancos establecieran horarios de atención especial para los adultos mayores o los comercios que facilitaron las compras por internet y el envío sin costo de los productos, enfatizando en las personas que integran grupos de riesgo. Incluso que hubiese medios de comunicación que habilitaron sin necesidad de suscripción todas las noticias referidas a la epidemia y empresas de telecomunicaciones que ofrecen gratis algunos canales premium y no cobrarán el uso de datos móviles para el acceso web a plataformas educativas.

A continuación, algunos ejemplos concretos:

WeWork reacondicionó sus espacios de oficinas y donó parte de ellos a ONGs

WeWork reacondicionó sus espacios de oficinas y donó parte de ellos a ONGs
  • La cadena WeWork ofreció espacios en sus edificios por hasta tres meses para entidades gubernamentales y organizaciones sin fines de lucro en la lucha contra el COVID-19.
  • Facebook Inc. lanzó un centro de recursos en español herramientas nuevas para apoyar Pyme en sus plataformas, como el botón en Instagram para pedir comida en PedidosYa, Rappi y Uber Eats; el sticker Apoya Negocios Locales, entre otros. También facilitó gratis por 12 meses su plataforma de teletrabajo, Workplace Advanced.
  • La Red Federal Pro Bono, del Colegio de Abogados de la Ciudad de Buenos Aires, atendió 600 casos de patrocinio legal gratuito desde el 20 de marzo.
  • Mercado Libre no cobró recargos de intereses por atrasos en las cuotas que vencieron en marzo para los préstamos otorgados por Mercado Crédito a comerciantes y a usuarios que procesan cobros con Mercado Pago (QR, Point).
  • La mendocina GoSchool liberó su plataforma educativa para que escuelas y colegios puedan desarrollar actividades de forma virtual.
  • Beat redujo a 15% el cobro de comisiones en traslados esenciales durante la pandemia, e invirtió en Beat Bus, un servicio de micro gratuito para trasladar al personal de atención médica.
  • La Cabrera abrió sus cocinas proveyendo diariamente y sin cargo un menú almuerzo y otro de cena para todos los argentinos, bolivianos, chilenos, mexicanos y paraguayos varados en los aeropuertos internacionales.
  • Universidad Siglo 21 lanzo cursos gratuitos 100% virtuales.
  • Globant realizó una multiplicidad de acciones, desde colaborar con escuelas para adaptarlas al entorno online rápidamente hasta brindar webinars gratuitos. También puso a disposición 30 impresoras 3D para imprimir suministros médicos.

Hubo, por supuesto, donaciones en dinero de parte de empresas argentinas. Entre las empresas que se inclinaron por esta opción estuvieron Biogen, Nestlé, Banco Galicia, Naranja, PepsiCo (que también donó productos y alimentos), Megatlón, Santander Argentina, Ualá, entre otras.

También abundaron donaciones de productos esenciales y no esenciales para colaborar con la prevención del Covid-19:

John Foos donó calzado para personal médico de Hospital Materno Argentino de San Isidro

John Foos donó calzado para personal médico de Hospital Materno Argentino de San Isidro
  • John Foos abrió su fábrica para elaborar exclusivamente más de 200 pares de zapatillas que donó a los médicos y enfermeros del Hospital Materno Infantil de San Isidro.
  • Subway repartió en la región más de 112.000 sándwiches a personas en zonas vulnerables, a los profesionales de la salud y fuerzas de seguridad.
  • Aguas Danone Argentina donó más de 100.000 botellas para fraccionamiento de alcohol en gel y 31.400 litros de agua.
  • Newsan, a partir de su marca ATMA, equipó espacios de descanso en los principales hospitales públicos de Buenos Aires.
  • Unilever donó $2,1 millones a la Cruz Roja pero también 500.000 productos esenciales a las comunidades en donde opera, e hizo llegar a Fundación Sí, Red de Banco de Alimentos y Banco de Alimentos de Buenos Aires más de 100 toneladas de productos. Su marca Knorr, realizó una donación al Consejo Nacional de Políticas Sociales de 690 mil platos de comida.
  • Honda Motor Argentina donó generadores eléctricos y materiales para el equipamiento de unidades de terapia intensiva, junto con insumos de higiene.
  • Más allá de las donaciones en efectivo que hizo Kimberly Clark a nivel internacional, a nivel local su marca de protección femenina Kotex donó 500.000 productos a la Cruz Roja Argentina.
  • P&G donó 500.000 productos de higiene personal y de cuidado del hogar a través de Cruz Roja, Fundación Caminando Juntos y Banco de Alimentos.
  • Cetaphil, del Laboratorio Galderma, donó 58.000 productos a profesionales de hospitales del AMBA.
  • Toyota asignó 18 unidades y 1 ambulancia con equipamiento de alta complejidad a diferentes municipios de su zona de influencia de la planta (Zárate, Lima, San Pedro, Baradero e Ibicuy, Entre Rios); al Ejército Argentino, que opera en todo el territorio nacional, y al Batallón de Infantería de Marina; donó 200.000 barbijos quirúrgicos homologados para uso de personal de la salud y en asistencia comunitaria a hospitales, y distibuyó otros 150.000 como soporte a la red de concesionarios. También donó 300 camas al municipio de la ciudad de Zárate, 2700 kg de alimentos fresco, 3000kg de alimentos secos a comedores.
  • Día Argentina realizó donaciones de alimentos de su marca propia a la Fundación Sí.

Y en algunos casos, las iniciativas solidarias requirieron ir más allá y profundizar en una reconversión de las plantas y líneas de negocio:

L'Oréal se reconvirtió para producir alcohol en gel y donarlo

L’Oréal se reconvirtió para producir alcohol en gel y donarlo
  • Avon argentina reorientó procesos para la fabricación de productos de higiene esencial y reasignó equipos y recursos a la producción de alcohol en gel en su planta de Moreno. Se donaron 15.000 unidades a la comunidad de dicho Municipio; donación que fue canalizada a través de la Secretaría de Salud y Secretaría de Desarrollo Comunitario
  • Natura & Co América Latina desde marzo concentró su operación en la producción de artículos esenciales de higiene personal, además de alcohol en gel y líquido y dejó de producir otras líneas.
  • Softys Argentina (Elite, Higienol, Sussex, Babysec) adquirió una línea de fabricación de barbijos tipo quirúrgico, la instaló en su planta de Zárate para producir 1,5 millones de unidades al mes que se comprometió a distribuir gratuitamente.
  • L’Oréal Argentina reacondicionó sus plantas y en 10 días logró producción de alcohol en gel certificado por ANMAT para donar 50.000 unidades de 200ml cada una a Hospitales, al SAME, la Cruz Roja y ONG’s de todo el país.
  • Cervecería y Maltería Quilmes reconvirtió su producción en provincia de Buenos Aires para producir, por un lado, alcohol en gel, y por el otro se asoció con La Francesca y Icedream, especializadas en panificación, comenzó a elaborar pan con cebada que donó a Cáritas Quilmes.
  • Ford Argentina produjo y donó a Cruz Roja Argentina 20.000 protectores faciales producidos por voluntarios de la empresa en Planta Pacheco.

 

Fuente: iprofesional.com

Related post