Un escarabajo de 49 millones de años mantiene su aspecto fresco como si estuviera vivo

 Un escarabajo de 49 millones de años mantiene su aspecto fresco como si estuviera vivo

Un grupo de científicos ha identificado un nuevo tipo de escarabajo al estudiar la colección de un museo. El cuerpo del insecto que vivió en nuestro planeta hace 49 millones de años mantiene un aspecto excepcionalmente fresco.
Si bien el pequeño animal está aplastado y fosilizado, parece que podría abrir sus alas bellamente decoradas y salir volando, según Live Science.
Se trata de «la coloración basada en pigmentos mejor conservada entre los fósiles de escarabajos conocidos», detallan los autores del estudio.
Los élitros, es decir, las alas anteriores son una de las partes más resistentes del exoesqueleto de un escarabajo. Sin embargo, este nivel de precisión y contraste de color son excepcionalmente raros en los fosiles, subrayan los científicos.

Un escarabajo de 49 millones de años mantiene su aspecto fresco como si  estuviera vivo - 15.08.2021, Sputnik Mundo

El sorprendente diseño en las alas de este insecto hizo que los paleontólogos le bautizaran Pulchritudo attenboroughi o Belleza de Attenborough. El nombre es también un homenaje al mundialmente famoso naturalista y presentador de televisión británico Sir David Attenborough.
Para que un escarabajo se fosilice como este, «se necesita un sedimento de grano muy fino», explicó al medio Frank-Thorsten Krell, autor de la investigación. Los mejores sustratos para la obtención de tales resultados son el limo o la arcilla, en el que el escarabajo debe hundirse rápidamente antes de que su cuerpo se desintegre. El ambiente, además, debe ser pobre en oxígeno, para que el animal no se pudra con el paso del tiempo.

escarabajo - las últimas noticias de hoy y los acontecimientos más  importantes sobre el tema - Sputnik Mundo

El fósil fue encontrado en Green River Formation, una región que solía albergar un grupo de lagos y que, actualmente, es una región rica en fósiles que se extiende por los estados de Colorado, Wyoming y Utah. El insecto vivió durante la época del Eoceno, que comenzó hace 55,8 millones de años y terminó hace 33,9 millones de años, detalla Live Science.
El animal es parte de la colección del Museo de la Naturaleza y la Ciencia de Denver en Estados Unidos, donde se encuentra en exhibición desde que se encontró, en 1995. El insecto, sin embargo, había sido clasificado equivocadamente como un escarabajo longicornio de la familia de los cerambícidos.

 

Related post