¿Un nuevo obstáculo en el camino a Marte? Los viajes espaciales podrían causar daños cerebrales

 ¿Un nuevo obstáculo en el camino a Marte? Los viajes espaciales podrían causar daños cerebrales

Mediante un análisis de muestras de sangre tomadas a cinco cosmonautas antes y después de estancias prolongadas en la Estación Espacial Internacional (con una duración promedia de 169 días), los investigadores observaron concentraciones elevadas de tres biomarcadores que podrían ser un indicio de daño cerebral.

Esta no es la primera vez que se observan cambios en los cerebros de las personas que estuvieron en el espacio. Estudios anteriores han planteado algunas cuestiones sobre los viajes espaciales y el deterioro cerebral, como la disminución del volumen cortical o el encogimiento del encéfalo. Hasta ahora esta es una de las señales más claras de que hay un problema que debe ser investigado en más profundidad.

Un nuevo obstáculo en el camino a Marte? Los viajes espaciales podrían  causar daños cerebrales - 16.10.2021, Sputnik Mundo

«Es la primera vez que se documentan pruebas concretas de daños en las células cerebrales en los análisis de sangre tras los vuelos espaciales», afirma el neurocientífico Henrik Zetterberg, de la Universidad de Gotemburgo (Suecia).

«Hay que seguir explorando y previniendo esto si se quiere que los viajes espaciales sean más comunes en el futuro», agregó el investigador.

Los biomarcadores analizados en el estudio fueron el neurofilamento ligero (NFL), la proteína ácida fibrilar glial (PAFG), la tau total (T-tau) y dos proteínas beta amiloides. El NFL, la PAFG y la proteína beta amiloide Aβ40 fueron los biomarcadores que se elevaron tras una estancia prolongada en órbita en la Estación Espacial Internacional (EEI).

Aún no está claro hasta qué punto los cerebros de los cosmonautas pueden estar dañados, si es que lo están. Sin embargo, estos biomarcadores se han relacionado exhaustivamente en múltiples estudios con trastornos neurológicos en el pasado.

Las resonancias magnéticas y las pruebas clínicas de los cerebros de los cosmonautas respaldan la idea de que la función cerebral podría verse afectada por un viaje espacial, pero la investigación aún está en una fase inicial. Harían falta más datos de más personas para averiguar exactamente cómo y por qué la estancia en el espacio afecta negativamente al cerebro.

Aunque los niveles máximos variaron entre los individuos, la tendencia general de elevación de los biomarcadores fue la misma en todos los cosmonautas. El hecho de que tres biomarcadores mostraran cambios similares es otro indicio de un aumento sustancial del riesgo.

Este pequeño estudio no explica por qué se producen estos cambios en el cerebro: con solo un puñado de personas en el espacio en un momento dado, sigue siendo una tarea difícil para los investigadores reunir un conjunto de datos lo suficientemente amplio como para sacar conclusiones detalladas sobre los riesgos para la salud de los viajes espaciales.

Pero los estudios no tienen que limitarse necesariamente a los cosmonautas y astronautas. Los investigadores realizan continuamente experimentos en la Tierra diseñados para replicar al menos algunas de las condiciones más estresantes de los viajes espaciales sin que tengamos que abandonar la superficie.

«Debemos ayudarnos entre nosotros a averiguar por qué surgen los daños», dice Zetterberg.

«¿Se trata de la ingravidez, de los cambios en el fluido cerebral o de los factores de estrés asociados al lanzamiento y al aterrizaje, o está causado por algo más? Aquí se pueden hacer muchos estudios experimentales apasionantes en humanos en la Tierra».

 

Related post